Es una disciplina optométrica que se encarga del estudio y adaptación de lentillas como método de corrección óptica para problemas refractivos y otras anomalías visuales (deformidades corneales, presbicia…)

Las lentes de contacto pueden ser usadas por todas aquellas personas que, después de haber realizado un estudio completo de la visión y las estructuras oculares, el especialista considere que es apto para su uso. No existe una edad mínima para poder iniciar el uso de lentillas, pero si se requiere un cierto grado de madurez y responsabilidad, y en caso de niños, siempre bajo la supervisión de un adulto.

En Balneario Visión realizamos adaptaciones de lentes de contacto según las necesidades específicas de cada usuario, asesorándote sobre la mejor opción para ti. Trabajamos con una amplia gama de lentes, tanto blandas desechables como convencionales, en todas sus geometrías y diseños: lentes esféricas, tóricas, multifocales, rígidas, esclerales, de ortoqueratología…

Unos consejos:

  • Nunca uses lentillas más horas de las indicadas
  • Nunca debes enjuagar las lentillas con agua del grifo, saliva o líquidos no estériles.
  • No intercambies ni pruebas lentillas de otras personas
  • Si notas molestias, retira la lentilla y consulta a tu especialista

Tadicionalmente las lentes que se adaptaban se centraban en defectos refractivos: miopía, hipermetropía y astigmatismo. Hoy en día gracias a los nuevos diseños de lentes de contacto y materiales se abarcan defectos refractivos como la presbicia y las lentillas progresivas aportan soluciones a los mayores de 40 años en todas las distancias. https://www.acuvue.es/

Solicita más información