La miopía es un defecto refractivo frecuente, en el cual nuestro globo ocular es más largo de lo normal. Esta elongación provoca un desenfoque a nivel de la retina, que se traduce en visión borrosa a media y larga distancia. En la mayoría de los casos aparece en la infancia, por lo que es de vital importancia su detección temprana para evitar posibles complicaciones.

Lo más preocupante en un miope es que llegue a desarrollar una miopía magna o patológica, es decir, superior a las 6 dioptrías. Cuando esto sucede, el riesgo de que derive en una afección más grave como el desprendimiento de retina, retinopatía miópica o glaucoma, es mucho mayor.

La miopía se está convirtiendo en una epidemia mundial. Se estima que en 2050 la prevalencia será del 50%, afectando a casi 5 billones de personas en todo el mundo. Actualmente se sitúa en un 34% y hace unos 20 años solo estaba en un 23%. Por lo tanto, el riesgo de padecer miopía va en aumento, y en gran parte es debido al estilo de vida actual: mayor actividad en distancias cortas (Tablet, móvil, ordenador…), reducción de actividades al aire libre, entre otros.

Por todo ello debemos tratar de controlar la progresión de la miopía, y hoy en día, la evidencia científica demuestra que existen varios métodos para detener dicha progresión, entre los que se encuentran la atropina, lentillas de desenfoque periférico, ortoqueratología, o lentes oftálmicas específicas.

Métodos para detener la progresión de la miopía

Atropina

Es un fármaco de aplicación tópica que a concentraciones muy bajas (0.01%) ejerce un control sobre la progresión de la miopía.

Lentes blandas de desenfoque periférico

Son lentillas de doble foco que proporcionan buena visión mientras controlan la progresión de la miopía y el crecimiento del ojo. Somos centro certificado para el control de miopía con las lentes diarias Misight de Coopervision.

Lentes oftálmicas

Lentes específicas como MiYOSMART: no invasivo, seguro, fácil de usar y efectivo. Basado en la tecnología patentada D.I.M.S. La lente corrige el defecto visual con toda su superficie e integra un área circular de tratamiento que reduce la progresión de la miopía. El desenfoque miópico constante facilita una visión nítida a la vez que gestiona la miopía.

Ortoqueratología

Lentes de contacto de porte nocturno, que ejercen un moldeamiento sobre la curvatura de la córnea, de forma que el paciente puede ver bien durante el día sin necesidad de corrección óptica. Paunevision

El objetivo de todos estos tratamientos es que en edad adulta, el paciente tenga la menor graduación posible, para prevenir otros problemas asociados. Desde Balneario Visión Centro Óptico recomendamos que estos tratamientos se complementen con un estilo de vida adecuado, aumentando el número de horas que los niños pasan al aire libre y vigilando las horas de expoción frente a pantallas y demás dispositivos electrónicos.

Solicita más información