¿Alguna vez te has parado a pensar cuántos ruidos escuchas a lo largo del día? Recuerda todas las situaciones que vives y casi seguro, en la mayoría, habrá un ruido característico.
Ahora bien, debes tener en cuenta que cuando ese ruido es tan fuerte que puede dañar tu oído, o entorpecer tu descanso, debes prestarle mayor atención.

Un ruido muy fuerte, por encima de 140dB , puede romper la membrana del tímpano, aunque sea de corta duración. imagina las consecuencias si se prolonga en el tiempo para tu salud auditiva.

De forma relacionada, el ruido puede afectar la calidad de nuestras horas de sueño, lo cual puede también repercutir directamente en nuestro estado de salud. aproximadamente un 30% de la población mundial duerme menos de lo aconsejable, y el ruido es, en muchas ocasiones, la fuente de este problema.

La solución a ambos problemas es utilizar protectores auditivos, que como su nombre indica protegen los oídos de los ruido que pueden dañarlo, y que conocerás mejor en las siguientes líneas.

Existen dos tipos de protectores auditivos principales:

TAPONES DE OÍDO

PROTECTORES DEL OÍDO

Dentro de los tapones de oído podemos diferenciar lo de un solo uso y los reutilizables.

Los tapones genéricos, por normal general, no atenúan tanta potencia como los customizados; se calcula que pueden llegar a disminuir en unos 25 dB los ruidos que percibimos. Ademas, hay que tener en cuenta que deben ser sustituidos al cabo de unos pocos usos.

Los tapones a medida te los podrás hacer en un centro auditivo, donde el profesional especializado, harán un molde con la forma e tu oído para poder crear los tapones. Están hechos con materiales flexibles para que no irriten tus orejas y que sean cómodos de usar. Ademas. como dijimos anteriormente, estos tapones acostumbran a ofrecer una atenuación del sonido mayor, de hasta 40dB.

En cuanto a los protectores auditivos, deben utilizarse cuando las personas están expuestas a ruidos de alta intensidad, y pueden sustituir a los tapones cuando estos no resulten cómodos. Son como unos auriculares con diadema y su diseño permite que se adapten a las orejas del usuario. Cuentan con una banda ajustable para que no se muevan y, en algunos casos, también pueden tener un casco de seguridad.

Es importante recalcar que el uso de protectores auditivos es obligatorio en fabricas con maquinas trabajando a plena potencia, en obras donde se usen herramienta especialmente ruidosas, en el mundo del motor o incluso en el caso de personal militar que usen armas de fuego.

Esperamos que tras este post, puedas conocer un poco mas los tapones para dormir y para el ruido.

En Balneario Visión, nuestra especialista en salud auditiva sabrá asesorarte de la mejor opción para proteger tu salud auditiva

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *