Telemedicina: fotografiar la retina de pacientes para un control remoto


Bien sea porque no tienen ningún problema visual o porque, si lo tienen, acuden directamente a la óptica solo para graduarse la vista, lo cierto es que un 40% de los españoles no suelen hacer una revisión optométrica completa con la frecuencia que deberían. Es más, los expertos calculan que el 20% incluso podría no haberla hecho nunca.

Sin embargo, estas revisiones son vitales para obtener información de las estructuras más importantes de la parte posterior del ojo, así como para realizar el diagnóstico y futuro seguimiento de diferentes patologías como son la degeneración macular, la retinopatía diabética, el glaucoma… que pueden llevar a la ceguera.

De hecho, en el mundo hay cada vez más personas que padecen ceguera y una de las principales causas son las enfermedades de la retina. Y para detectar estas enfermedades y prevenir la ceguera existe la telemedicina.

En Balneario Visión disponemos del servicio de telemedicina oftálmica Optretina, que nos permite ofrecer a nuestros pacientes una evaluación de su retina realizada y firmada por un retinólogo experto.

Para el paciente es un proceso muy sencillo ya que realizaremos fotos de su fondo de ojo sin necesidad de dilatar la pupila mediante gotas. Automáticamente las retinografías se envían por Internet a la plataforma de Optretina, donde un oftalmólogo las analiza y emite un informemédico en menos de 48 horas.

Cabe destacar que con el estudio de fondo de ojo no solo se detectan enfermedades oculares, si no que nos permite detectar alteraciones que son secundarias a otras enfermedades sistémicas como la diabetes o la hipertensión arterial. En el futuro incluso, es posible que se pueda detectar signos relacionados con enfermedades neurodegenerativas como el alzhéimer a través de estas pruebas.

Como comentamos anteriormente, estas consultas en la mayoría de los casos, solo se hacen cuando una persona detecta un problema en su visión. Sin embargo, esta prueba  es importante hacerla antes de que estos aparezcan, tanto en la edad adulta como durante la infancia. Además, en el caso de los niños, permitirá  diagnosticar algunas de las enfermedades oculares pediátricas más comunes como son las cataratas congénitas, las retinopatías o el retinoblastoma.

Recuerda que mediante el estudio de fondo de ojo podemos detectar problemas incluso antes de que empiece a dar síntomas, y tratarlos para evitar futuras complicaciones. Por lo que pide cita para una revisión optométrica completa al menos una vez al año, tanto en adultos como en los más pequeños.

¡Te esperamos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *