Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), se calcula que un 8% de la población española padece pérdida auditiva, es decir, más de 3 millones de españoles.

En la mayoría de los casos, la pérdida auditiva se desarrolla de forma gradual y en ocasiones, ni tan siquiera somos conscientes de que estamos experimentando pequeños cambios en la calidad de nuestra capacidad auditiva.

Hemos de tener en cuenta que cuanto más tarde se diagnostique, mayor es la pérdida auditiva y más difícil resulta prevenirla y adaptarse a las soluciones. A continuación, te detallamos algunos de los síntomas que alertan de una deficiencia auditiva.

1.       Dificultad para oír la televisión o te dicen que la tiene un volumen demasiado alto.

2.       No acaba de entender con claridad muchos de los mensajes que te comunican.

3.       Te resulta difícil oír a alguien que te está llamando y no se encuentra muy lejos de ti.

4.       No logras situar de dónde proceden los sonidos o las voces que escuchas a tu alrededor.

5.       Tienes que pedir constantemente que te repitan lo que te han dicho, y a menudo lees los labios de las personas que te hablan.

6.       Comunicarte en un grupo pequeño de personas y seguir el hilo de la conversación te resulta complicado.

7.       En un ambiente ruidoso, te cuesta oír lo que te dicen.

8.       No percibes sonidos cotidianos como el «tic tac» de un reloj o el agua de un grifo.

9.       A menudo, no oyes el timbre de casa o el teléfono.

10.   Tus amigos o familiares a menudo comentan que no los escuchas o que malinterpretas cosas que te han explicado.

Si padeces alguno de estos diez síntomas, te recomendamos que acudas a nuestro gabinete para realizar una audiometría y evaluar tu salud auditiva.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *